16 de julio de 2016

NO TE PODRÁS JUBILAR

En cierta ocasión, cuando preparábamos una jornada sobre innovación, la Directora de Comunicación de una importante institución me dijo: “Otra vez hablando de innovación. No vendrá nadie. Habéis quemado el concepto. A pocos les interesa, y nadie entiende qué es eso de la innovación o de la I+D”. Un poco molesto, aunque sabiendo que, en el fondo, tenía razón le contesté: “No te podrás jubilar… ¿Eso lo entiendes?

Efectivamente, no te podrás jubilar. No sólo por la alarmante reducción de los fondos de reserva en la hucha de las pensiones (no hay apenas recursos ya para mantener las pensiones). También por la bomba demográfica y la falta de reemplazo generacional (no va a haber recursos en el futuro).

Pero la triste y enésima confirmación de que quizá no nos podremos jubilar nos lo ofrece la nueva edición del Regional Innovation Scoreboard (RIS) de la UE. El gráfico indica la intensidad innovadora de Europa. En verde oscuro, los líderes. En verde claro, los seguidores. En amarillo, los perdedores. En naranja, los deshauciados. Una foto que nos indica lo que va a venir en los próximos años y lo que ya estamos viendo: economía precarizada, salarios tercermundistas, pobres que son pobres trabajando y pobres que jamás encontrarán ya trabajo (al menos un trabajo digno). Y millones de jóvenes con talento que huirán hacia el Norte.  El Sur europeo se despreocupa de estimular los motores de generación de riqueza en el siglo XXI: la ciencia aplicada y la tecnología. No nos interesa la innovación. No entendemos la I+D porque hemos perdido conciencia de la necesidad de crear riqueza para luego distribuirla. Europa se fragmenta, no sólo por el Brexit, sino siguiendo una frontera meridional de conocimiento que coincide con la falla geológica mediterránea: la innovación no baja más allá de los Pirineos, de los Alpes o de los Balcanes. La economía del Sur de Europa se va hacia África.

Pero no pasa nada. Nadie parece entender qué diablos es esto de la ciencia, la tecnología y la industria del conocimiento (la única vía válida para construir países solventes y mantener sociedades del bienestar). Especialmente, estas cosas tan complejas están excluidas del cansino debate político. Seguro que ni siquiera nuestros líderes más preparados entienden qué es eso de la innovación y de la I+D, conceptos sofisticados aparentemente sólo al alcance de cerebros germánicos o escandinavos.

En fin, sigamos por este camino. De momento, en la Península, sólo Euskadi se mantiene en una posición mínimamente digna (aunque perdiendo enteros, desde 2014 ha bajado su capacidad innovadora en un 7%, según el recién publicado RIS). Como se duerman un poco más, se hunden en la tercera división europea, la de los perdedores del futuro. Navarra ya se ha despistado y ha caído a tercera división. Catalunya y Madrid siguen perdiendo fuerza (un 6% y un 11% respectivamente, desde 2014).


Últimamente se ha abierto un importante debate sobre el rol de las ciudades en la innovación. Efectivamente, las grandes orbes serán los motores de innovación del futuro. ¿Podrán Madrid, o Barcelona –bien posicionada teóricamente en innovación, aún a reflujo de los Juegos Olímpicos del 92- competir contra París, Londres, Berlín, Copenhague o Estocolmo? Miremos los colores de las zonas donde se encuentran todas esa capitales en el mapa y quizá encontremos la respuesta.

5 comentarios:

  1. Brillante, as usual, Xavi. Comparto tus reflexiones, en sentido literal y en las RRSS. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una reflexión. Será que nos hemos olvidado que para explicar este concepto tal vez sea necesario reinventarlo, tal vez sea necesario aplicarnos un poco de nuestra propia medicina. Si nuestros propios líderes, los más preparados, no lo entienden ¿qué falla?

    ResponderEliminar
  3. Enlaza con este articulo, "El mensaje fundamental es que los países más ricos no son los que más invierten en ciencia y en investigación, sino que los que más invirtieron en ciencia y investigación son ahora los más ricos. Tratar de meterles eso en la cabeza a nuestros políticos sería algo realmente fantástico, porque el futuro en nuestro país depende de la inversión en ciencia y tecnología." http://www.elmundo.es/ciencia/2016/07/17/578a6c51468aeb0e3e8b465a.html (via muro Guillermo Dorronsoro)

    ResponderEliminar
  4. El problerma se circunscribe a una falta de voluntad política en cambiar el modelo productivo. Y esa falta de voluntad política viene alimentada por las oligarquías que dominan el tejido empresarial de España que han puesto en determinados sectores su forma de ganar dinero rápido a costa de bajos salarios y precariedad laboral.
    Y también y más importante aún, porque es donde nos quieren en la UE: ser periferia de la Europa central, mano de obra barata en sectores no cualificados y de bajo valor productivo, los altos ya se lo guardan para ellos, y consumidores de sus productos a base de crédito y deuda.

    ResponderEliminar
  5. COPIO DOUTRO ARTIGO:

    "Cuando estudiaba me decían que si existía un ejemplo de sector maduro, oligopolístico (dominado por unos pocos y poderosos jugadores) y con muy elevadas barreras de entrada, éste era el del automóvil. Según el modelo de las 5 fuerzas de Porter, nada podía substituir el automóvil, nadie podía entrar en el sector, y el poder de las grandes marcas ante clientes y proveedores era muy elevado. Si eras un emprendedor o un agente ajeno al sector, era prácticamente imposible acceder a él. Las barreras de entrada tecnológicas, de economías de escala, de marca o de inversión en activos eran insuperables. Hoy, sin embargo, el sector del automóvil está sufriendo un asalto masivo y despiadado por parte de nuevos entrantes que vienen de todas direcciones."

    COMENTO:

    O erro cometido no tema do automivil é un bo exemplo do erro que se pode cometer facendo predicións de futuro a longo plazo con bases na actualidade. O mesmo que se erra no tema do automovil, pode o articulista errar no tema da xubilación. De feito penso que se engana: A XENTE SEMPRE SE PODERÁ XUBILAR, a menos que se renuncie a elo por facer caso destas previsións. A sociedade, máis cedo ca tarde, esixirá o cambio de sistema económico. De feito xa está a cousa amolecendo, se ben se mira. Ninguén quere vivir con fame e a fame desenrola o inxenio. É este a base do I+D ? Sempre hai que contar cos movimientos sociais, eles poden cambialo todo, como demostra de forma teimuda a historia.

    ResponderEliminar