30 de septiembre de 2015

LA DÉCADA PERDIDA

Como cada año, COTEC acaba de publicar su Informe sobre la Innovación en  España. El informe contiene datos que más o menos ya conocíamos. Enric Canela resume en su web algunos de ellos. Básicamente, se confirma la tendencia descendente que se registra desde 2009 en inversión en I+D, con 13.012 millones de euros en 2013 (un 2,8% menos que el año anterior). Nos situamos con esa cifra en datos similares a los del 2006, en euros constantes. Una década perdida por el efecto de la crisis y por la falta de políticas continuistas, contracíclicas y mínimamente dotadas presupuestariamente. El gasto total en I+D de las empresas españolas cayó por quinto año consecutivo durante el 2013, hasta los 6.906 millones de euros, un 2,6% menos que el año anterior, y un 14,5% desde los máximos de 2008. El total de ocupados en I+D se elevaba en España a 333.314 personas, un 2,6% menos que en 2012. El indicador compuesto que elabora COTEC detecta un deterioro alarmante en la disponibilidad de fondos públicos para la I+D, factor (junto con el peso decreciente de las políticas de fomento de la innovación) que destaca entre los que más preocupan a los expertos consultados.



Hay un exceso de ideología y una clamorosa falta de sensibilidad social en todo lo relativo a políticas de innovación. Sin políticas públicas estables, consecuentes, y bien dotadas, la innovación empresarial sólo seguirá trayectorias incrementales. Sin políticas de investigación e industria totalmente interconectadas, seguiremos fomentando subsistemas de I+D estancos (el público y el privado), sin efecto multiplicador en la creación de empleo. Sin confianza en un sector público bien dimensionado, profesionalizado y meritocrático, seguiremos dejando en manos del mercado algo tan sensible como la generación y difusión de tecnologías de ruptura que puedan cambiar las condiciones de vida de los ciudadanos. Y sin una sociedad que entienda y se responsabilice del problema, la innovación seguirá fuera de la agenda política y ausente en los medios de comunicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada