9 de mayo de 2015

¿ES POSIBLE POCA INNOVACIÓN Y MUCHO EMPLEO?

El pasado jueves se publicó el Innovation Union Scoreboard 2015, el informe estadístico anual sobre la innovación en los estados miembros de la UE. No hablaré mucho sobre el informe, que detalla en más de 100 páginas el estado y la evolución de la innovación. Sólo recojo dos gráficas autoexplicativas.

La primera, del compañero Guillermo Dorronsoro, Decano de Deusto Business School, que ha sido publicada hoy mismo a partir de los datos actualizados del Scoreboard. Esta gráfica muestra la correlación entre innovación y empleo. No hace falta extenderse demasiado: la intensidad innovadora de un país hace disminuir el desempleo de forma casi exponencial.



Si esto es así, entonces una excelente receta para lograr la plena ocupación debe ser incrementar la intensidad innovadora del país. Veamos, pues, cómo evoluciona este indicador en España, en la siguiente gráfica.


Patético. Confirmamos un año más la caída del índice de innovación. Lo confirmamos la misma semana que hemos tenido algunas buenas noticias. Entre ellas, hemos sabido que el paro bajó en abril en 118.923 personas, que la UE ha mejorado sus pronósticos de crecimiento en España (2,8% en 2015), y que Volkswagen invertirá 4.200 millones de euros en sus plantas de Navarra y Martorell, en una de las mayores inversiones industriales de la historia del Sur de Europa ¿Es España una especie de anomalía? ¿La excepción que cumple la regla? ¿Se puede crear ocupación y atraer inversiones a zonas con tan bajas tasas de innovación? Seguramente sí, se puede. Empleo competitivo en salarios (bajos), manufactura sin tecnología propia (y, por tanto, deslocalizable de nuevo) y modelo de crecimiento basado servicios y sectores de bajo componente tecnológico. Cuando la tormenta macroeconómica se desvanece, aparece de nuevo el modelo competitivo del sol, el turismo, la construcción, los servicios y la inversión extranjera atraída por los bajos costes salariales. ¡Y suerte tenemos de ello!

Igual que el paro no es un mero fenómeno estadístico que los gobiernos observen con curiosidad y sobre el cual no tienen ningún control, la innovación tampoco es una especie de fuerza positiva incontrolable que se encapricha de algunos y desprecia a otros. ¿Queremos empleo de calidad? ¿Deseamos empleo sólido, y un nuevo modelo productivo? Construyamos un potente sistema de innovación. ¿Cómo? La receta está perfectamente definida. El propio Scoreboard nos lo sintetiza en el siguiente cuadrante de indicadores.




¿Y si nos pusiéramos de acuerdo, diseñáramos un cuadro de mando como éste y priorizáramos recursos y políticas para incrementar sus indicadores? ¿Y si dispusiéramos de unos KPIs (Key Performance Indicators) como éstos, a nivel de política de innovación para construir de verdad un nuevo modelo competitivo? ¿Y si hiciéramos algo, con sentido estratégico, para no repetir este ridículo en los indicadores de innovación?

3 comentarios:

  1. Para cambiar las cosas hace falta voluntad. No me creo que estemos gobernados por unos idiotas, pero sí por unos descerebrados.

    La peor noticia que podemos tener, en el largo plazo (no en el corto, para mucha gente) es el resurgir del ladrillo y la venta de coches. Eso va a dar de comer a muchas familias, lo cual es motivo para alegrarse. Pero el modelo de recuperación que me veo encima me hace sospechar que, dentro de N años, estaremos hablando de esto mismo. Y maldiciendo la ocasión perdida.

    No se trata de potenciar SOLO la innovación, como no se trata de fomentar SOLO los sectores que nos han llevado a las tasas de desempleo (construcción y servicios, básicamente). Con unos buenos gobernantes tendríamos las dosis adecuadas de cada uno.

    Gran artículo Xavier.

    Saludos,
    Ángel

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Ángel. No lo puedo resumir mejor: es una buena noticia que resurja el ladrillo y la venta de coches, pero estamos sólo en la antesala de una nueva crisis.
    ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Gran artículo¡ y más claro y breve imposible. No sé que debe hacer en este país para que la INNOVACIÓN sea la referencia de nuestro modelo económico, y ya esta bien de tanto turismo, construcción, .. y sectores que por enfocarnos tanto en ellos nos llevan a crisis tan importante y de la que luego es difícil salir. Tenemos un gran capital humano que se no está yendo, y con pocas o ningunas posibilidades de retorno.

    Saludos

    ResponderEliminar