30 de diciembre de 2014

EL RETO DEL CRECIMIENTO INTELIGENTE

Aprovecho estos días de fin de año para recordar el gran reto que tiene Europa por delante: el reto de un crecimiento inteligente (basado en la innovación), sostenible (que respete el medio ambiente) e inclusivo (que reduzca las desigualdades). La clave para todo ello: una industria competitiva, basada en la investigación y el desarrollo, eficiente energéticamente, en el seno de una sociedad equilibrada y justa. Este es mi deseo para el 2015.

¡Saludos y muy feliz entrada de año!


21 de diciembre de 2014

LOS 10 MEJORES POSTS DEL BLOG

Aprovechando que se acercan las navidades, que es tiempo de reflexión, y que el blog acaba ya de cumplir los 3 años, paso revista a los 10 posts que más éxito han tenido:

#10: 11 FALSOS MITOS EN INNOVACIÓN. En este post, que únicamente tiene poco más de un mes (pero ha ascendido al podio rápidamente) se cuestionan algunos de los tópicos sobre el mundo de la innovación. Desde la errónea creencia de que hay personas sin capacidades creativas o emprendedoras, al mantra de las patentes o a la ingenua convicción de que impulsar la investigación en un país es condición suficiente para generar riqueza.

#9: EL FUTURO DELA INNOVACIÓN. ¿Hacia dónde va la innovación? Nos dirigimos hacia enfoques introspectivos de la estrategia, hacia metodologías de estrategia basada en recursos, y emergen con fuerza instrumentos como Design Thinking, Lean Start-Up, Open Innovation y Corporate Entrepreneurship.

#8: POR QUÉ ELCONCEPTO DE “I+D+i” ES RIDÍCULO. En él se desgrana cómo dicho concepto resume la marginalidad que la innovación sufre en nuestro entorno. Frente a la pureza de la I+D, entendida básicamente como propia del mundo académico, hablamos de una “i” (innovación) en minúscula, visualizada como fenómeno de menor importancia intelectual.

#7: SEIS PARADIGMAS DE INNOVACIÓN. Las seis olas innovadoras, de los orígenes tech-push a la dinámica market-pull, para llegar a la necesidad de generar ecosistemas innovadores (“the next big thing”) como contexto necesario para generar sistemáticamente empresas líderes globales.

#6: NO POR MUCHO CANVAS TENEMOS MÁS ESTRATEGIA. Uno de los posts de los últimos meses que también se ha posicionado rápidamente en el top de los tres años de historia del blog. Una crítica a un instrumento de gran utilidad como generador de modelo de negocio, pero que no constituye una metodología de síntesis estratégica.

#5: INNOVACIÓN DISRUPTIVA Y NUEVOS MODELOS DE NEGOCIO. Qué es la innovación de ruptura y cómo los nuevos modelos de negocio constituyen una opción estratégica para innovar de forma radical, buscando ventajas competitivas excepcionales, asumiendo tasas de riesgo inferiores a los de otras formas de innovación disruptiva.

#4: DISTRIBUCIÓN GLOBAL DE LA I+D. Qué países van a liderar el futuro, y cuál es el esfuerzo relativo y absoluto en I+D entre los líderes globales.

#3: LA INTELIGENCIA DE HANNIBAL LECTER. ¿Quién es más inteligente, Grigori Perelman –matemático ruso que demostró la conjetura de Poicaré-, Hannibal Lécter –el asesino caníbal de “El Silencio de los Corderos”- o Steve Jobs –el genio creativo de nuestra época? Inteligencia racional, emocional o relacional, ¿cuál es la más relevante?

#2: ¿CÓMO SE MIDE LA INNOVACIÓN EN LA EMPRESA? Un post pragmático sobre métricas de la innovación en las organizaciones.

#1: PRINCIPIOS DEL LIDERAZGO INNOVADOR. Un post provocador sobre nuevas formas de liderazgo. Liderazgo visionario, comunicador, orientado a la confianza (no al control), y que se soporta sobre la autoridad (no sobre el poder). Ganador absoluto en número de entradas.

El conjunto de estos posts han recibido alrededor de 30.000 entradas. Management, estrategia, innovación disruptiva y competitividad global… Estos parece que son los temas que más han interesado.


Un fuerte abrazo y muy felices Navidades.

15 de diciembre de 2014

¿CUÁNTO TIEMPO TARDARÍAMOS EN ALCANZAR A LOS LÍDERES?

Zenón de Elea fue un filósofo griego nacido en el 490 a.C que planteó una serie de paradojas relativas al movimiento. La más famosa de ellas, posiblemente, fue la de Aquiles y la tortuga. Aquiles, guerrero más veloz de los aqueos, en cierta ocasión fue retado por una tortuga. La tortuga le dijo al guerrero que era capaz de ganarle en cualquier carrera, si le daba una ligera ventaja. Aquiles se burló, prepotente, seguro de su superioridad, y aceptó el reto. Sentado bajo un árbol, dejó que la tortuga recorriera diez metros. Entonces fue a su alcance. Fijó la vista donde estaba la tortuga, pero cuando llegó a aquella posición, ésta ya no estaba allí, sino que había avanzado un pequeño trecho. Sin desanimarse, fijó de nuevo la vista en la posición de la tortuga y siguió corriendo, pero al llegar de nuevo, la tortuga ya no estaba, había avanzado un poco más. De este modo, Aquiles no podía ganar a carrera: dondequiera que fijara la vista, una vez llegara, la tortuga ya le habría avanzado.

En innovación, no somos Aquiles, somos tortugas. Me he entretenido a comprobar cuánto se había incrementado la inversión en I+D sobre PIB en una década, en España. Sólo 0,23 puntos sobre PIB. A esta increíble velocidad de crucero, y suponiendo que las “tortugas” que tenemos delante (que realmente son Aquiles) no se mueven, tardaríamos:
  • 47,9 años en llegar a la media de la UE
  • 48,9 años en llegar al nivel actual de China
  • 92,1 años en alcanzar a USA
  • 97,4 años en alcanzar a Alemania
  • 102 años en llegar al objetivo de la UE para el 2020 (3% I+D/PIB)
  • 155,3 años en alcanzar a Finlandia
  • 176,3 años en alcanzar a Corea del Sur
  • 181,6 años en alcanzar a Israel

Con un poco de suerte, nuestros tataranietos vivirán en un país innovador y competitivo (suponiendo que el resto de países paralizan todas sus actividades innovadoras desde ahora mismo)


A Catalunya no estem gaire millor. Els temps de la nostra cursa, al ritme actual, són:
  • 19,6 anys en arribar a la mitja de la UE
  • 20,4 anys en arribar al nivell actual de Xina
  • 25,7 anys en arribar al nivell actual del País Basc
  • 56,1 any en arribar al nivell actual d’Estats Units
  • 60,4 anys en arribar al nivell actual d’Alemanya
  • 64,8 anys en arribar a l’objectiu de la UE pel 2020 (3% R+D/PIB)
  • 108,3 anys en arribar al nivell actual de Finlàndia
  • 125,7 anys en arribar al nivell actual de Corea del Sud
  • 130 anys en arribar al nivell actual d’Israel.

Els països capdavanters ens porten ni més ni menys que un segle d’avantatge.




9 de diciembre de 2014

INVESTIGACIÓN INDUSTRIAL Y PATENTES

Estos días he capturado un par de tweets nteresantes, sobre investigación industrial y sobre patentes. El primero me lo envió Xavier Potau (@xavierpotau, ex-compañero del IRTA y ahora en Technopolis Group (UK)). En él se hace referencia a los datos publicados recientemente en el Industrial R&D Scoreborad de la Unión Europea

No hace falta decir gran cosa... De las 2500 empresas del mundo con mayor inversión en I+D, España sólo cuenta con 17, que representan sólo el 0,8 % de la inversión mundial en I+D. El campeón europeo es el Reino Unido, con 140 empresas en el ránking, que representan el 4,4% del esfuerzo mundial en investigación industrial, aunque Alemania, con un número ligeramente inferior (138), llega al 11% de inversión global en I+D industrial. Las empresas alemanas son más intensivas en tecnología que las británicas.

Otro tweet inquietante llega de Conrad Hackett (@conradhackett), extraído del 6th Report on Economic, Social and Territorial Cohesion de la UE. en el que compara los registros de patentes por millón de habitantes en Europa y en USA. Las zonas coloreadas de azul más intenso superan las 250 aplicaciones por año y millón de habitantes. Las coloreadas en azul pálido, no llegan a las 50.


EL NUEVO CONTRATO SOCIAL FINLANDÉS

En 2007 asistí a una conferencia de la asociación empresarial FemCat. En ella se exponían las conclusiones de un viaje que un grupo de empresarios catalanes había hecho a Finlandia, país tomado como modelo de innovación y competitividad. Todavía conservo las diapositivas. En su diagnosis, se detectaba que existía un déficit de inversión pública en I+D en Catalunya de 969 M€. Y un déficit de inversión privada de 2.630 M€. Para un tamaño empresarial, PIB y población similar a Catalunya, ¿Qué pasaba en Finlandia que las inversiones empresariales en I+D prácticamente doblaban a las de Catalunya?

La explicación la encontré en la web de TEKES, la agencia de desarrollo industrial y tecnológico finlandesa. En ese momento, TEKES inyectaba a la economía finlandesa 600 M€ públicos en la financiación de proyectos industriales de muy alta tecnología, según la fórmula matching fund (por cada euro público se exigían fondos privados en proporción 1 a 3 ó 1 a 4). La economía finlandesa estaba propulsada por un increíble flujo de fondos destinados al desarrollo de tecnología industrial. Esos 600 M€ públicos, multiplicados por 4 a través del mercado, generaban los más de 2.000 millones de inversión en exceso en I+D  que detectó FemCat. Además, según la propia asociación, “Invierten en proyectos de riesgo. Fracasan el 30% de ellos, y dicen que la tasa de fracaso es baja”. Obvio… Si los proyectos fueran seguros, los debería financiar el mercado, no una agencia pública de desarrollo. Los proyectos financiados por TEKES siguen (todavía hoy, y desde hace 30 años) la lógica de: a) muy alto nivel de reto tecnológico, b) impacto en la economía, c) efecto multiplicador por coinversión privada, d) fórmula consorciada con universidades y centros de investigación para crear relaciones de confianza entre ellos, y  d) creación de empleo.

Según Jean-Jaques Rousseau, filósofo ilustrado, para vivir en sociedad, los seres humanos acuerdan un contrato social implícito que les otorga ciertos derechos y obligaciones, a cambio de que el Estado les garantice un marco legal que les permita ejercer esos derechos. El Estado es la entidad creada para hacer cumplir ese contrato. Rousseau vivió en el siglo XVIII, y, desde entonces, un cambio fundamental se ha producido en las sociedades. Fue Peter Drucker, padre del management moderno quien nos hizo notar ese cambio: desde el siglo XX el agente fundamental de desarrollo económico (y, en parte, social) es la empresa. Vivimos, trabajamos e interaccionamos en el seno de organizaciones. El siglo XX fue el primer siglo de las organizaciones. En el siglo XVIII la vida de los seres humanos no discurría en entornos organizativos. Hoy sí, vivimos en entornos organizativos que, además, compiten globalmente. Y un nuevo agente ha irrumpido en escena: la empresa como mecanismo de creación de valor económico y social.

Creo que Finlandia ha actualizado su contrato social, y ha incorporado a este nuevo agente. La nueva propuesta de valor finlandesa es taxativa: “Empresa, no te preocupes de la investigación y desarrollo. Dado que es una actividad de alta incertidumbre te la paga el estado. A cambio, te exigiré que crezcas y crees empleo”. Efectivamente, un flujo económico de 600 M€ anuales para investigación industrial en una economía como la finlandesa significa, virtualmente, que el estado finlandés se hace cargo de la práctica totalidad de la investigación en sus pequeñas y medianas empresas.

Sabemos que la crisis europea, y especialmente del Sur de Europa no es (solo) una crisis de exceso de gasto, sino de defecto de gasto en algunos ámbitos específicos. No es una crisis que se resuelva (solo) mediante la contención extrema del gasto público, sino mediante el incremento de inversiones estratégicas en I+D y educación, entre otras cosas. Esperemos que el nuevo contrato social se extienda, com en Finlandia, a los países del Sur de Europa.