1 de noviembre de 2014

LAS EMPRESAS MÁS INNOVADORAS DEL MUNDO 2014

La consultora Booz Allen Hamilton ha publicado esta semana su nuevo ránking de empresas más intensivas en I+D del mundo.  La inversión en I+D de las 1000 empresas que mayor esfuerzo realizan en desarrollo tecnológico ha superado ya la barrera de los 600.000 millones de dólares. Esto va en serio. El liderazgo mundial continúa estando en manos de Volkswagen, que incrementa nada menos que un 18’3% su inversión en I+D en un año, situándose en 13.500 millones de dólares. Le sigue, muy de cerca, Samsung, con 13.400 millones, habiendo incrementado su partida en I+D en un apabullante 28% en un año. A nivel agregado, los sectores más intensivos en desarrollo tecnológico son el de Electrónica y Computadores (absorbiendo un 25’9% del total de la inversión), seguido de Salud (21,1%) y automoción (16,2%). Como dato espectacular, el conjunto de empresas chinas analizadas incrementan su inversión en I+D en un 46%, acelerando su crecimiento respecto al año anterior (en que creció otro impresionante 34,4%). China avanza decididamente en su propósito de dejar atrás su carácter manufacturero para convertirse en líder mundial en la economía del conocimiento.


Los estudios de Booz Allen, a lo largo de 10 años, han puesto de manifiesto la existencia de tres estrategias diferenciadas en la gestión de la innovación. Así, los “Need Seekers” son creadores de nuevas necesidades. Generan ventajas competitivas a partir de la interacción directa con el usuario, buscando detectar nuevas propuestas de valor no explícitamente demandadas, para desarrollar productos y servicios basados en una comprensión superior del mercado. Su objetivo: encontrar las necesidades emergentes del futuro, y ser los primeros en resolverlas. Apple, Procter & Gamble o Tesla estarían en esta categoría. Los “Market Readers”, como Samsung, Caterpillar o Visteon centran su esfuerzo escuchar las necesidades de sus clientes y ofrecerles un flujo continuo de innovaciones incrementales, siguiendo estrategias más conservadoras o de “follower” en la innovación radical. Por último, los “Technology Drivers”, como Google, Bosch o Siemens, utilizan potentes motores de I+D interno para desarrollar tanto innovaciones de ruptura, creadoras de nuevas necesidades, como innovaciones incrementales. En este último caso, su estrategia de innovación es ofrecer productos técnicamente superiores, desarrollados en el seno de empresas de fuerte cultura tecnológica.


Sin embargo, sabemos que la intensidad en I+D no es sinónimo de éxito de mercado, ni de percepción de compañía innovadora. Booz Allen en su estudio anual, y también Boston Consulting Group han hecho públicos esta semana sus rankings de empresas más innovadoras del mundo, realizados por encuesta a un conjunto significativo de altos ejecutivos. Los resultados son similares. Destaca el empuje del sector del automóvil, y la irrupción de Tesla como icono innovador de esta segunda década del siglo XXI.


1 comentario:

  1. Un estudio sobre empresas innovadoras de lo más fiable que existe ahora mismo en el mundo. Booz Allen nunca falla!!
    Gran post Xavier!! :)

    ResponderEliminar