27 de noviembre de 2014

COMO PONER EN MARCHA LA INNOVACIÓN ABIERTA EN LA PYME

Ángel Alba, consultor, experto en innovación y director de Innolandia, me pidió hace unos días publicar un post en este blog. Ahí va, de su puño y letra:

La innovación abierta representa el quinto paradigma de la innovación y el que han desarrollado bastantes empresas grandes en los últimos años. Sin embargo, tiene un potencial enorme aún por explorar para las empresas pymes, especialmente aquellas intensivas en conocimiento.

Las pymes innovadoras en España

Decía Xavier en un artículo anterior y suscribo completamente, que en España somos buenos investigando pero bastante malos innovando. Somos sabios pobres.
Generamos conocimiento, pero no sabemos llevarlo a mercado, como hacen por ejemplo los alemanes. Según en la Radiografía de empresas innovadoras en España, elaborada por Innolandia.es, apenas el 0,4% de las empresas son innovadoras, es decir lo hacen de forma consistente.
Eso significa, unas 11.000 empresas.
Si bajamos un escalón y miramos en las pymes, que conforman el 98% del tejido empresarial del país, el panorama puede ser aún más desolador:

·         Sólo el 0,3% de las pymes españolas innova, dedicando apenas 330.000 €
·         De entre las empresas de entre 10 y 50 empleados, son innovadoras el 4%
·         De las empresas de entre 50 y 250 empleados, son innovadoras el 13%
·         Las microempresas, que tienen entre 1 y 10 empleados

Aunque sí que me gustaría destacar que existe una categoría de pyme, las intensivas en conocimiento, que prestan servicios de innovación a otras empresas y dedican el 20%
Por aquí podemos salvarnos.
Además de innovar poco, las empresas que lo hacen siguen el modelo “yo me lo guiso, yo me lo como”. Apenas se aplica la innovación abierta, la colaboración con otros agentes.
Solo el 31% de las empresas colabora con otros actores de su ecosistema de innovación. En la práctica esa es la cantidad de empresas que aplican la innovación abierta en España.

Dos estrategias de open innovation: TICs y relacional
Como hemos visto, poner en marcha un sistema de innovación abierta en una pyme española no va a ser fácil, porque hay pocas que estén dispuestas a hacerlo.
Pero siempre hay empresas lanzadas y que quieren aventurarse.
En mi experiencia con las pymes, hay dos tipos de estrategias fundamentales para aplicar, de forma efectiva, un modelo de innovación abierta:

·         Métodos basados en la relación.
Es la forma tradicional en la que ha funcionado la innovación abierta. A través de los contactos personales, acudiendo a las universidades y centros tecnológicos, han ido generando oportunidades de colaboración y transferencia entre las empresas dinámicas colaborativas.
La formalización de redes y ecosistemas en los últimos años, está favoreciendo este modelo de innovación abierta.
Cada vez es más importante estar presente físicamente en estos ecosistemas, pero sólo en los adecuados para los intereses de la empresa. Estar ubicados en parques científicos, o clusters ayuda a que la transferencia de conocimiento y con ella, la generación de oportunidades de innovación se produzca por “ósmosis”.
Por ejemplo, Silicon Valley para TICs o Massachusents para biotech son dos ejemplos de este modelo de ecosistema que favorece la innovación abierta.

·         Métodos basados en las TICs
De unos años a esta parte, han surgido plataformas online que acercan oferta con demanda tecnológica para promover la innovación abierta.
Con Internet, estas plataformas superan la barrera física de la distancia geográfica y cualquier pyme puede registrarse en uno de estos portales y encontrar una tecnología desarrollada por una Universidad de la India en apenas 30 minutos.
Como gestionar el acuerdo para la transferencia ya es otra historia y de nuevo entran factores de relación para la negociación de las condiciones.
Estos portales se pueden categorizar en dos:

-          los multilaterales, gestionados por organizaciones privadas y que ponen en contacto oferta con demanda tecnológica. Ejemplos de esta tipología son la Enterprise European Network, Innoget, Innocentive o Innoversia
-          los privados, desarrollados por empresas privadas que lanzan retos a la comunidad sobre innovación que quieren desarrollar. Los ejemplos más claros son el portal Connect&Develop de Procter&Gamble o el de la farmacéutica Lilly.

Pasos para poner en marcha la innovación abierta en una pyme
Cada empresa es diferente y cuando los profesionales nos acercamos a ayudarlas debemos adoptar un enfoque casi artesano, en función de sus características, sí que creo que podemos seguir una serie de pasos para poner en marcha la innovación abierta en una pyme.
Vamos a ver un caso real, sin nombre, de cómo se puede aplicar este método.

1)      Definición de los objetivos del programa
Tenemos una empresa de 30 trabajadores, que opera en la un sector de alta tecnología y exporta el 70% de su facturación fuera.
Debido a su tamaño, se ven obligados a competir por especialización en nicho, pero además tienen que lanzar al mercado continuamente productos, aprovechando las principales ferias del sector a nivel internacionales.
La empresa define como objetivo estratégico lanzar tres nuevos productos innovadores al año.
Debido a los enormes costes de desarrollo, que han realizado en los últimos años, se han dado cuenta que para acelerar la innovación, necesitan localizar tecnologías muy cercanas a mercado que permitan un tiempo de desarrollo rápido.
La solución que les proponemos es montar un sistema de innovación abierta.

2)      Implantación de un proceso ágil de vigilancia tecnológica
Una vez definido qué es lo que necesitan (tecnologías muy cercanas a mercado), la empresa necesita detectar qué tecnologías puede utilizar.
Para ello, organiza un sistema de vigilancia tecnológica ágil, basado en las plataformas multilaterales de innovación abierta.
Los pasos a seguir son:
·         Definir los conceptos clave a seguir, sobre los que quiere desarrollar sus productos
·         Darse de alta en los portales. En nuestro caso particular, lo hicimos en la Enterprise European Network y en Innoget
·         Crear una demanda tecnológica, qué tipo de tecnologías necesita la empresa, para ver las respuestas.
·         Crear una alerta en Google e identificar profesionales clave en Twitter, para seguirlos
·         Recopilar la información periódicamente
Si la empresa ha recibido respuestas a su solicitud de tecnologías, o bien ha identificado soluciones interesantes, el paso siguiente es ponerse en contacto con los proveedores para ver las posibilidades de colaboración.
En caso afirmativo, pasamos a la siguiente etapa.

3)      Diseño de conceptos
La pyme ha identificado tecnologías e ideas interesantes. Por ejemplo, han identificado una tecnología disponible para monitorizar los niveles de glucosa en sangre de manera no invasiva, sin pinchazos (es un supuesto inventado).
A partir de esta información, entra en marcha el departamento de marketing, en colaboración con innovación, para pensar qué podemos hacer con esta tecnología. Diseñamos los conceptos o ideas preliminares de producto.
Una herramienta absolutamente imprescindible y realmente ágil para desarrollar estos conceptos es Design Thinking.
En sesiones de apenas un par de días, podemos desarrollar conceptos muy potentes e innovadores, que terminan en prototipos, que poder mostrar a potenciales clientes.
Todo esto, sin todavía haber invertido un solo euro en desarrollo y en plazos de tiempo muy cortos, apenas semanas.
Esto es una gran ventaja respecto a los modelos más clásicos de innovación y una oportunidad enorme para las pymes.
Si cuando hayamos expuesto a algunos clientes el prototipo vemos potencial de venta, es cuando nos lanzamos al desarrollo.

4)      Desarrollo de productos y servicios
La fase de desarrollo de productos y servicios es otra etapa en la que la colaboración con otros agentes es fundamental.
Todavía no tenemos pedidos en firme, pero sí hay cierto interés de algunos clientes.
Cerramos el acuerdo con el proveedor de tecnología, que será el responsable de hacer el desarrollo o buscamos una tercera parte que realice ese trabajo.
Y a partir de aquí, toca salir al mercado.

5)      Instalación en ecosistemas
Esta etapa depende del dinero del que disponga la empresa, pero desde mi punto de vista es una oportunidad que no debe dejar escapar.
Es utilizar el método de la relación para la innovación abierta.
¿Por qué las empresas no tienen problemas en abrir oficinas comerciales en el exterior y en cambio nadie abre oficinas de innovación?
Se trataría de algo parecido: cuando se compite en innovación, debes estar presente donde “se cuece el bacalao”.
El hecho de tener una pequeña oficina en un parque tecnológico clave o en Massachussets, te permitirá acceder a oportunidades que de otra forma será imposible.
Como me comentaba hace años Ángel Arboniés, para que surja la confianza para colaborar mediante la innovación abierta y de ellas las oportunidades, primero tienes que estar en la máquina de café con las personas interesantes.
Si eres una pyme, ¿estás dispuesto a dar el paso?



Ángel Alba - Bio
Tengo más de 20.000 horas de experiencia en proyectos de innovación. Mi trabajo consiste en ayudar a que las organizaciones innoven de forma sostenible y continua y en diseñar nuevos productos y servicios innovadores con herramientas ágiles, como Design Thinking o Lean Start-up.
Durante más de 13 años he estado trabajando en el sector de la innovación, primero en Arbora&Ausonia (filial de Procter&Gamble en España) durante 7 años y después como Director del primer centro tecnológico de consultoría de España, el CGCE.
En 2012 lancé mi propio proyecto Innolandia.es, orientado a conseguir visibilidad e impacto de la innovación en las empresas, a través de productos y servicios online.
Colaboro habitualmente como consultor de innovación con la EOI (dependiente del Ministerio de Industria) y trabajo con organizaciones de España y LatAm en proyectos de consultoría de innovación e impartiendo charlas y cursos.
He sido cocinero antes que fraile, tocando casi todos los ámbitos de la innovación: tutorizando spin-offs universitarias en transferencia tecnológica, desarrollando productos y servicios innovadores, liderado equipos de proyectos de innovación tecnológica para pequeñas y grandes empresas, ayudado a crear culturas innovadoras implantando sistemas de innovación sostenibles y desarrollado modelos de open innovation para clusters.
Tengo una licenciatura en Administración y Dirección de Empresas por ICADE (Madrid), una estancia de un año por la UCD (Dublín) y MBA Executive por Fundesem Business School.
He publicado el ebook “La caja de herramientas del innovador” en Amazon.es.
Manchego, casado y con una princesa nacida en Alicante. Fanático de U2, y aprendiz de cocinero de fin de semana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada