11 de mayo de 2013

LIDERAZGO INNOVADOR: ACERCAOS AL LIMITE

El 12 de septiembre de 1961, el presidente de USA, John F. Kennedy lanzó uno de los discursos más emblemáticos de la historia de la aeronáutica: "We choose to go to the Moon" ("escogemos ir a la Luna"). El público de la Universidad de Rice, en Houston, se estremeció ante el reto que les proponía su presidente, en una vibrante conferencia que hoy todavía provoca fascinación al escuchar lo que significó un auténtico punto de inflexión épico en la historia tecnológica reciente: "escogemos ir a la Luna, escogemos subir a la montaña más alta, no porque sea fácil, sino, precisamente, porque es muy difícil". Kennedy retó a su nación a colocar un norteamericano en la superficie de la Luna, antes de fin de década, y devolverlo a la Tierra sano y salvo.
 
 
 

 
 
 
Estados Unidos competía ferozmente con la Unión Soviética por el liderazgo espacial. Y Kennedy supo apelar al espíritu competitivo, a la voluntad de superación, al reto individual y colectivo para movilizar uno de los proyectos más increíbles de todos los tiempos. Pensemos que, en esos momentos, el poder de cálculo de los ordernadores más potentes no superaba el de una calculadora de bolsillo actual. Y la aventura se hizo realidad a las 2:56 del 21 de Julio de 1969, cuando Neil Armstrong, comandante de la misión Apolo XI, al poner su pie sobre la superficie lunar, pronunció su también histórica frase: "Éste es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la Humanidad".
 
Kennedy dio una lección de liderazgo transformador. Alguien dijo que el cambio en una organización viene dado por tres factores: disconformidad con el presente, visión de futuro, y capacidad de gestión de proyectos. El cambio real sólo se producirá si existen los tres factores, de modo multiplicativo. Si uno de ellos falla, el cambio no se produce. El emblemático presidente mostró disconformidad con el presente (la URSS se estaba adelantando en la carrera espacial), lanzó una visión de futuro (un sueño, nada más y nada menos que la conquista de la Luna: no hay nada que motive más a un equipo que un reto transcendente como éste), y mostró una gran capacidad de gestión de proyectos: en una epopeya faraónica, decenas de miles de científicos e ingenieros ensamblaron de forma coordinada sus desarrollos a lo largo de diez años, bajo una perfecta planificación, para alcanzar un objetivo final común: conseguir que Armstrong pisara la Luna antes de finalizar la década.
 
Disconformidad con el presente, visión de futuro, y capacidad de gestión de proyectos. Y, para ello, tres características básicas del liderazgo: inconformismo, creatividad, y acción. Inconformismo para rebelarnos contra el presente y olvidar el pasado, para cambiar el paradigma actual, para romper el status-quo. Creatividad para lanzar visiones originales, retadoras, inspiradoras, transformadoras... Y acción para arrastrar a un equipo, a una organización, o a todo un país, tras ella.
 
El pasado viernes tuve el placer de asistir a la entrega de diplomas de la Promoción 2013 de Graduados de la Facultad de Empresa y Comunicación de la Universidad de Vic. Franc Ponti, profesor de EADA, estimado amigo y compañero, tuvo a bien hacerme el honor de ser el padrino de dicha promoción. En su lección final, dijo unos preciosos versos del poeta francés Apollinaire, que me han recordado al legendario presidente Kennedy:
 
Acercaos al límite, les dijo.
Tenemos miedo, respondieron.
Acercaos al límite, les dijo.
Se acercaron, él les empujó...
Y salieron volando.
 
Inconformismo, creatividad y acción para alcanzar el límite...Gràcies, Franc!!!!

2 comentarios:

  1. De nada Xavi, fue un placer...
    franc Ponti

    ResponderEliminar
  2. Muy buen comentario Xavier. Me ha resultado tremendamente inspirador y reafirmante.

    Creo firmemente en que la innovación no solo es modelo, tecnología, proceso y sistema, sino que también es inspiración y liderazgo, y sobre todo cultura. En comentarios como el de esta entrada de tu blog uno encuentra inspiración y ganas de volver a intentarlo sin desfallecer.

    Sigue tu también inconformista, creativo y sobre todo, activo.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar