21 de abril de 2013

INNOVACION ADAPTATIVA O TRANSFORMADORA

Continuando con la reflexión del último post, sobre mamuts y sapiens, cabe de nuevo pensar en la naturaleza de la innovación. Como explica Albert Riba, los mamuts no se adaptaron a su entorno, y se extinguieron. Los sapiens no sólo se adaptaron, sino que transformaron su entorno e hicieron que el entorno se adaptara a ellos.

¡Importantísimo! A medida que vamos conociendo más sobre el fenómeno de la innovación, lo vamos perfilando y delimitando. Y una característica fundamental es que la innovación, en su máxima expresión, tiene poder transformador. Efectivamente, hablamos de innovación cuando conseguimos transformar el entorno, en nuestro caso, el entorno económico.

Veamos. Supongamos que en un determinado país se da un inesperado cambio legislativo que impide vender productos a una empresa dada. Esa empresa puede ideárselas para modificar la composición de sus productos para conseguir volver a entrar dentro del marco legal y reemprender sus operaciones. ¿Está innovando? Hasta cierto punto, posiblemente. Seguramente estará explotando con éxito nuevas ideas o nuevo conocimiento, por tanto, estará innovando. Lo hará bajo alta presión, asumiendo riesgo de fracaso. No obstante, el mayor riesgo es no abordar el cambio, lo cual supone el cierre de sus operaciones. La empresa se adapta a un entorno que se ha vuelto adverso e innova de forma reactiva. Pronto dejaremos de pensar que esto es innovación, es simple adaptación forzada.

Una estrategia de seguidor (follower) sigue una lógica similar. Si un competidor lanza un producto, podemos analizarlo, intentar aportar novedades sobre el mismo, y desbancar al líder (que ha asumido el riesgo del lanzamiento, y, si la ha habido, el riesgo de la I+D). Esperar e imitar conlleva poca o nula innovacion, aunque en términos económicos signifique explotar con éxito nuevas ideas (definición de innovación). El lanzamiento de un nuevo producto innovador en primicia (el comportamiento del líder), por contra, significa de hecho, una modificación del entorno competitivo.

Y es ahí donde hallamos el mayor exponente de la innovación: la innovación transformadora. Aquélla que es capaz de cambiar las reglas del juego del sector, que reescribe las leyes de una industria, que modifica el contexto competitivo. 

Apple rompe las reglas del juego de la electrónica de consumo clásica, con una modificación de los patrones de compra, que pasan a depender del diseño industrial y la elegancia de producto, en una extraordinaria combinación de arte y tecnología. El iPhone impone un nuevo diseño dominante en la industria del móvil, transformándola y conectándola con la industria de internet. Google, a su vez, marca las condiciones de contorno (y especialmente, los patrones de entrada) a esa industria. McDonalds reinventa el tablero de juego de la industria de la restauración. Ikea la del mobiliario. Tous la de la joyería. Renault cambió la configuración de la industria del automóvil europeo con la introducción de un nuevo formato: el monovolumen (con su Espace). O BMW, inaugurando la gama SUV (Sportive Utilitary Vehicle, 4x4 compactos de lujo). Los MOOCs (Massive Online Open Courses) cambian el escenario competitivo de la formación universitaria... Y así, podríamos listar  infinidad de innovaciones transformadoras.

Si Vd quiere ser aniquilado del mapa competitivo, no cambie. Si quiere sobrevivir, espere al cambio e innove para adaptarse (si tiene tiempo de hacerlo). Si quiere liderar la industria, aproveche los momentos de estabilidad financiera para imponer sus propias reglas del juego: innove de forma transformadora.

1 comentario:

  1. Hola Xavier
    Buen post. Lo que pasa es que por desgracia me temo que quienes deberían leerlo no lo hacen ¿Por qué cierra tanta empresa? Por muchas razones, y entre ellas está la incapacidad de sus directivos de mover el timón cuando cambia el viento.

    Orgullo mal entendido, soberbia intelectual o sencillamente incompetencia para saber evolucionar con el mercado... o para cambiar de mercado.

    Desde luego que innovar es como ahora se llama a adaptarse a la realidad cambiante. Con mejor o peor fortuna, pero hasta las funerarias -negocio tradicional donde los haya- ofrecen servicios online.

    Y me gustó también tu post sobre la fórmula I+D+i. Buena disquisición matemático-lógica. Hay que ver hasta qué punto las modas políticas y económicas se valen de conceptos en sí evidentes (o evolucionas o palmas)para convertirlos en dogmas de lo políticamente correcto.

    Un saludo,
    Alberto
    ReThinkYa

    ResponderEliminar