30 de noviembre de 2012

¿PARA QUÉ DEMONIOS SIRVE ESTO?


¿Para qué sirve esta extraña fórmula química? ¿Alguna vez han visto este estrambótico compuesto orgánico? Estoy seguro que sí: son microesferas de acrilato copolimérico. Están formadas por más del 90% de acrilato alcalino de éster. Al final del artículo desvelaré el secreto de para qué demonios sirve esto...

Esta extrañísima descripción puede consultarse en profundidad en Google Patents (pulsando aquí). Fue inscrita en el registro de patentes de Estados Unidos el 9 de marzo de 1970, por el Sr. Spencer Ferguson Silver, del estado de Minessota.

En Google tenemos acceso a millones de patentes como ésta. ¿Cuál es el valor de una fórmula de química orgánica como la de la figura? ¿Pagarían algo por ello? Probablemente, no. A primera vista, no tiene ningún valor.

Y, efectivamente, el valor de un avance científico depende del uso que que seamos capaces de concederle. El problema (uno de los mayores problemas que enfrenta el mundo civilizado) es que pasar de la teoría a la práctica tiene un coste elevado, y su potencial aplicación, en ocasiones no es sencilla de hallar.

Si pudiéramos sintetizar unos centímetros cúbicos de esta cosa, veríamos que nos hallamos ante un adhesivo sintético, poco adherente, poco agresivo, y perdurable en condiciones atmosféricas habituales. En este momento, ya habríamos superado la fase del prototipaje o de la muestra. Debemos pasar del papel al primer producto, para palparlo, para notarlo, para valorarlo y para entender mejor su usabilidad. 

Y, llegados a este punto, podríamos realizar un ejercicio creativo. No explicaremos en detalle cómo ocurrió... Parece que la multinacional 3M, con base en Minessota, propietaria de la patente en cuestión, sintetizó este tipo de adhesivo en el marco de un proyecto de ingeniería que fracasó: el adhesivo era poco adherente. Pero 3M tuvo la valentía corporativa de lanzar un comunicado a todos sus empleados, haciéndose la pregunta del millón: esto, ¿para qué narices puede servir? Y alguien que cantaba en una coral, y a quien se le caían las partituras del atril, propuso una original aplicación: pegar papelitos. Y de ahí surge la idea del producto final: el Post-It. Esta es la fórmula del adhesivo del Post-It. ¿Y su valor? En 2009, la división de adhesivos de 3M facturaba 3500 millones de dólares...

Éste es el gran problema de la valorización del conocimiento, uno de los principales retos actuales de las economías occidentales. Cada cinco años se dobla el stock teórico de conocimiento del mundo, en términos de publicaciones científicas. El mundo está inundado de avances teóricos. Pero pasar del paper al primer prototipo tiene un coste, que el mercado no suele asumir. Por ello es importante destinar fondos públicos a valorizar la tecnología. Y, una vez dicha tecnología se sitúa en un punto de maduración y de validación suficiente, aún cabe realizar un ejercicio creativo y sistemático de creación del modelo de negocio y descubrimiento de dónde se encuentra su mercado potencial. 

Millones de papers científicos y de patentes registradas sin uso actual esperan ser convertidos en crecimiento económico. Estos son nuestros pozos de petróleo. Se precisan recursos marginales de alto riesgo para cubrir el death valley (el brutal fallo de mercado en las fases early-stage), y un proceso creativo sistemático para transformalos en valor real.

1 comentario:

  1. Muy buen artículo Xavier.

    Efectivamente, las patentes inventariadas y aparentemente dejadas al olvido son una mina de oro tanto como las que están por venir.

    Casos parecidos existen mucho, Steve Jobs lo diría.. si no no tendríamos el cristal vritoso resistente de la pantalla del ipad/iphone.

    La pregunta es, cómo están haciendo las empresas basadas en ciencias (de ingeniería y ciencias puras/de vida) para poder poner creatividad más allá de sus propios patrones de pensamiento ingenieril / científico. Aparentemente muchos (como Samsung) han encontrado procesos y enfoques tipo Triz/Ariz para sistematizar gran parte de su innovación... pero queá más puede haber para ayudar a una empresa que produce 1 patente por cada mil empleados-año a producir más o a reproducir más de la misma patente?

    Un saludo
    Paco

    ResponderEliminar