8 de marzo de 2012

TEORIA DEL LIDERAZGO SITUACIONAL

Ken Blanchard desarrolló hace unos años una completa teoría del liderazgo situacional. En resumidas palabras, el estilo de liderazgo debía depender del ciclo de aprendizaje del empleado. Un estilo de liderazgo será bueno o malo dependiendo del contexto.

Normalmente, se pueden diferenciar cuatro fases en dicho ciclo de aprendizaje:

  1. Incompetencia consciente: el colaborador sabe que no sabe. Se inicia, debe aprender.
  2. Incompetencia inconsciente: el colaborador cree que sabe, pero no sabe. Ha adquirido confianza, pero no ha adquirido todavía las habilidades para ejercer su trabajo con desempeño.
  3. Competencia inconsciente: el colaborador empieza a dominar su trabajo. Ejerce con desempeño, pero los fracasos de la etapa anterior han minado su confianza. No sabe que ya sabe.
  4. Competencia consciente: el colaborador ya sabe que sabe. Ha llegado a la maestría. Conoce el contexto organizativo, los procesos, sistemas y cultura de la organización.

El líder debe adoptar diferentes roles, dependiendo de en qué momento del ciclo de vida se encuentra el empleado. En la fase 1, el estilo de liderazgo debe ser controlador. El colaborador debe apoyarse en listados específicos de tareas, que deben ser revisados sistemáticamente (precisamente para acelerar su aprendizaje). En la fase 2, el liderazgo debe ser supervisor: dejar que empiece a desempeñarse con autonomía, pero supervisando tareas críticas. En la fase 3, el liderazgo debe ser entrenador (coach): ceder el máximo poder, pero dar apoyo psicológico y emocional (en esta fase, el empleado todavía no se siente seguro). En la fase 4, el liderazgo idealmente debe ser delegador: el mejor director es el que no está. Al final, el objetivo es la dirección por confianza (ver el post “Principios del liderazgo innovador”)

Lo que Ken Blanchard no desarrolló es el ciclo de aprendizaje del directivo. Que, básicamente es el mismo, pero con mucho mayor impacto sobre resultados, puesto que el directivo suele gestionar recursos (económicos y humanos) desde el momento de su entrada en la organización. Como directivos, en periodos de aprendizaje (por ejemplo, al asumir una nueva responsabilidad), es especialmente crítica la fase 2 (incompetencia inconsciente). Sin una buena dosis de prudencia, los efectos en la organización durante esta fase pueden ser devastadores.


1 comentario:

  1. Gracias por el articulo, creo que las competencias del líder son tantas y tan variadas que es difícil pensar en una sola conferencia llamada liderazgo, ya que el líder tiene un conjunto de competencia que toda en conjunto formal un buen líder, quisiera agregar a algunas a las ya mencionadas en este muy buen articulo. 1)Visión. Sin visión no hay líder, por que es la visión lo que mueve al equipo al lugar donde el líder quiere llegar. 2) Valores. Los valores ayudaran en la toma de decisiones, los valores son las brújulas que rigen el actuar del líder 3)Paradigmas. Si los paradigmas del líder no son correctos, difícilmente se tendrán buenos resultados ya que el éxito del líder depende en gran medida de sus paradigmas.

    ResponderEliminar